Historia de nuestra Hermandad

Fundada en 1.966

El sol espléndido de Andalucía, la luminosidad de las playas de Punta Umbría, joven localidad onubense nacida al progreso y a la prosperidad de una tierra que ve crecer su bienestar cada día, con el reconocimiento de sus imponderables fuentes de riquezas, no brillan tanto como la fe poderosa que Ntra. Sra. del Rocío inspira a los corazones de los Hermanos y componentes de la Junta de la Hermandad.
Prueba de la constancia y el tesón con que lucharon desde un principio los hombres que la impulsaron, es que habiendo comenzado las gestiones para su constitución en febrero del año 1966, en abril, concretamente el 22 del mismo año, por decreto del Excmo. y Rvdo. Sr. Obispo de la Diócesis de Huelva, fue erigida canónicamente en la Iglesia Parroquial de Punta Umbría como Hermandad Filial a la de Almonte, ocupando el puesto número 34, después de la de Madrid.
La Blanca Paloma, Reina de las Marismas cuenta desde ese año con una nueva Hermandad, en el pueblo marinero y mariano de Punta Umbría que hace su presentación en la Romería, amadrinada por la Hermandad de Huelva.
Dieron vida a esta fundación: doña Esperanza Mazo Toscano, don Rafael Hierro Sierra y don Manuel Sevidanes Bustillos.
Su primera Junta de Gobierno estuvo formada por los siguientes Hermanos:
Presidente:
Don Rafael Hierro Sierra
Hermano Mayor y Vicepresidente:
Don Manuel Sevidanes Bustillos
Secretario:
Don Joaquín Calderón Laso
Vicesecretario:
Don Manuel Morales Morales Tesorero:
Don Patricio Vizcaíno Romero
Vicetesorero:
Don Manuel Gordillo Salguero
Vocales:
Don Salvador Toscano Hernández
Don Antonio Vázquez de Mora
Don Ángel Díez Serrano
Don Manuel Morales Rodríguez
Camaristas:
Doña Esperanza Mazo Toscano
Doña Inés Gutiérrez Mata
Doña María Escolástica Rodríguez Macías
Doña Mariana Caballero García
Doña Mercedes Mesa Toscano
Doña Manolita Maraver
Director Espiritual:
Rvdo. Don Sebastián Peniche Monforte
El camino que he hecho hasta 1980, lo ha recorrido en autocares atravesando los pueblos del Aljarafe, Huelva, San Juan del Puerto, Niebla, Rociana, Almonte y el Rocío.
En la Romería de 1981 hace el primer camino con Carreta. Marcha hasta Huelva donde se une a su madrina, para proseguir juntas el mismo itinerario: Punta del Sebo, Puente sobre el Tinto, Palos, Mazagón, Caminos Forestales, Bodegones, Cabezudo y el Rocío. El regreso lo efectúa el martes con el mismo recorrido a la inversa.
A su entrada en Punta Umbría es recibida por las autoridades y pueblo en general, con grandes muestras de alegría, donde no faltan los fuegos de artificio ni las “sevillanas”, y otras coplas que se cantan y bailan durante la Romería.
El Simpecado que luce desde sus inicios, fue bordado artísticamente en oro por las Monjas Adoratrices de Huelva, habiendo donado para ello un traje de luces, el famoso diestro onubense don Miguel Báez “Litri”. La vara del Simpecado la regaló doña Esperanza Garrido de Gálvez Cañero y la tela de damasco doña Esperanza Mazo Toscano.
El Guión de la Hermandad fue donado por doña Ángeles Osborne de Pérez de Guzmán, y la vara y medalla del Hermano Mayor, don Rafael Fedriani López. La Bandera con el escudo de Punta Umbría la regalaron la señorita Teresa Reales y don Manuel Tarín Guzmán, habiéndose costeado cada Hermano su vara y medalla, la cual pende de cordón verde.
En el solemne acto de bendición del Simpecado, varas, medallas, Bandera y Guión, que se realizó el día 21 de mayo de 1966, actuó como madrina la Excma. Sra. Doña Victoria Eugenia Fernández de Córdoba, Duquesa de Medinaceli. En ese mismo momento, la Hermandad hizo protestación de fe en todos los Dogmas y Misterios de Ntra. Sra.; Santa Religión Católica, Apostólica, Romana y el juramento de defender los Soberanos Misterios de la Asunción Corporal de Ntra. Sra. a los Cielos, y su mediación en la dispensación de todas las gracias, haciendo la promesa individualmente cada Hermano con la mano derecha extendida sobre las Reglas.
Al año siguiente, 1967 es bordado en el respaldo del Simpecado, el nombre de la Hermandad y fecha de su fundación. Estrenó también dos faroles de plata , repujada para el acompañamiento del Simpecado.
Muchos esfuerzos y sacrificios les está costando poder construir la Casa-Hermandad en la aldea. En el año 1973 adquiere los terrenos en propiedad para su construcción y los planos para su ejecución le son donados por el arquitecto don Alfonso Aramburu Terrades. En 1975 se inician las obras gracias a la iniciativa del entonces Hermano Mayor don Ricardo Serrano Terrades, y en el 1976 se termina la primera planta. En el 1979 estrena 14 habitaciones y una magnífica marquesina. En el 1980 es asfaltado el patio. No cesan los trabajos y se espera poder ver pronto finalizada la Casa, uno de los proyectos y aspiraciones que se ha trazado y comprometido la actual Junta de Gobierno, que el año de 1981 ha sido renovada.
Según tienen establecido en sus Reglas, cursa visita anual al Santuario en el mes de marzo, siendo muchos los Hermanos y simpatizantes de la Hermandad que acuden cada año a ella.
Al no tener en Punta Umbría local propio la Hermandad, las reuniones las celebra en los Salones del Restaurante “La Esperanza”, cedidos por su propietario para tal menester. La elección del Hermano Mayor, si se presentan varios para el cargo, es decidida por votación, en Junta que se celebra al efecto.
Punta Umbría acude con sana alegría, con arrolladora simpatía y con el ritmo joven que la caracteriza, a postrarse cada año a las plantas de Nuestra Blanca Paloma, y a pedir a la Virgen del Rocío, la engarce en el rosario de sus predilectos, por sentirse, saberse y ser profundamente rociera.
Punta Umbría gusta de su Romería, comparte consentido de Hermandad las llanuras almonteñas; con sus risas, sus cantares, sus anhelos y alegrías y hasta sus inquietudes y penas que ahoga en aquel bullir, vive con el alma el regocijo y el salero incomparable de su Andalucía emocionada en su enervante fiesta.
¡Rocío! Sólo oír esta palabra, electriza y prende fuego en las almas que desbordan su entusiasmo y su fervor, en un decir peculiar que no se explica, pero que si lo siente y lo vive Punta Umbría, que a la par y al unísono con los demás peregrinos, con todos los rocieros, exterioriza su fe y su piedad en sus coplas, sus sevillanas, en el colorido de su atuendo, que rebrilla espectacularmente en el escenario mariano de las marismas, todo es plegarias, todo es pleitesía a nuestra andaluza Virgen del Rocío, que entiende y sabe de nuestro lenguaje, del lenguaje y sentir de su pueblo. Así es la Real Hdad. de Ntra. Sra. del Rocío de Punta Umbría.

El día 21 de Mayo de 1966 se procedió a la bendición de nuestro Simpecado, por D. Sebastian, en la Iglesia de Lourdes y se aprobó canónicamente, el 22 de Abril de 1966.

Un miércoles 3 de junio fue nuestra primera salida para el Rocío y el jueves acompañamos a Hermandad de Huelva. Aquí queda reflejado en el periódico “Odiel”. Rocío 1981.

Primera salida del Simpecado de nuestra Hermandad por el pueblo de Punta Umbría. (A la altura de la antigua Rimba de la calle Ancha). Rosa Maraver, Ana Maria Gil, y portando el Simpecado D. Salvador Toscano.

Rocío Año 1965. De izquierda a derecha, Juan Núñez, Mercedes Mesa, Rafael Hierro, Doña Carmen, Esperanza Mazo y Manuel Sevidanes.

Nuestra Hermandad en la puerta del casino “La Esperanza” . Año 1966, el portador del simpecado D. Salvador Toscano